Acceso
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Desde la ONU a Interpol y desde criminólogos a sociólogos, en todos los foros donde se ha debatido sobre la función policial en la comunidad, se ha enfatizado que la principal actividad de la policía es la prevención de la delincuencia, aunque, como es bien sabido, en la creación de un ambiente de seguridad interviene, además de la policía, otros muchos factores que van desde la educación al factor disuasorio de la pena y la colaboración ciudadana. Pero, en ocasiones, el entramado social puede resultar insuficiente para impedir la aparición o la extensión de fenómenos que atacan directamente la convivencia o la paz de la comunidad y es a la policía a quien corresponde analizar causas y circunstancias e idear y proponer un plan proactivo para poner fin a la zozobra y al sufrimiento de los ciudadanos. Esa es su misión y ese es el mandato que recibe de la comunidad.

Fuente: elpais.com

 

En esta web se utilizan cookies propias y de terceros para su funcionamiento y para recoger datos estadísticos.Al utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de las cookies Ver política